AMLO, COMISION DE ESCLARECIMIENTO Y LA OBEDIENCIA DEBIDA COMO COARTADA

AMLO, COMISION DE ESCLARECIMIENTO Y LA OBEDIENCIA DEBIDA COMO COARTADA

POSICIÓN DEL GRUPO LIGA COMUNISTA 23 DE SEPTIEMBRE

Al término de la dictadura militar en Argentina los gobiernos que les sucedieron intentaron no confrontar a los militares y para protegerlos por sus violaciones a los derechos humanos dictaron diversas leyes, una de ellas es la de obediencia debida; los militares quedarán exonerados de responsabilidad penal en virtud de que sólo hayan obedecido órdenes; en este tenor los militares habían obedecido a sus superiores quienes a su vez recibieron órdenes de tal forma que la cadena de mando terminaba por exculpar a todos los integrantes; a los titulares que estaban directamente al frente se les perdonó.

A nivel internacional, en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ya se han establecido precedentes que condenan las prácticas de proteger las violaciones a los derechos humanos mediante el recurso de obediencia debida.

En el acto realizado en el campo Militar Número Uno, se anunciaron de nueva cuenta los trabajos de la Comisión de la Verdad para el esclarecimiento histórico. AMLO, el burócrata mayor, presentó de nueva cuenta un acto fundacional de los trabajos de esta comisión, aunque el noviembre del año pasado en Chihuahua ya había formalizado la constitución de esta Comisión. En el evento hubo familiares que protestaron ante las intenciones de AMLO de dedicar un memorial a los soldados ajusticiados por los Movimientos Socialistas Armados.

La Comisión está integrada por 5 personas, todas ellas aprobadas por otra comisión “a modo” que obedece el mandato de un decreto presidencial, así que no hablemos de independencia y objetividad porque al fin y al cabo se trata de una intención presidencial, no de un decreto constitucional.

Al revisar con cuidado la versión estenográfica del evento celebrado en el Campo Militar encontramos varias cosas; la primera de ellas es que Alejandro Encinas, quien abre el acto, al igual que López Obrador que lo cierra, hablan de reconciliación, están planteando que se deben reconciliar quienes estaban enfrentados; el evento desde que inicia hasta que cierra plantea que los familiares, víctimas indirectas de lo sucedido deben reconciliarse con los ejecutores, captores y eventualmente con los asesinos de sus familiares. Así planteado, sin que medie explicación ninguna causa o razón de por medio la propuesta es la reconciliación.

En palabras de Obrador

“Es un acto de reconciliación nacional que necesitamos. No se le puede dar vuelta a la hoja así nada más, tenemos que conocer la verdad y tenemos que conocer toda la verdad y que haya justicia para que no se repitan actos oprobiosos, para que no vuelva a haber represión, autoritarismo en nuestro país. [1]

Ante esto pocos se han pronunciado sobre lo que dijo AMLO, ninguno de ellos es de los grupos que se autodenominan acompañantes ni de los grupos de los autodenominados sobrevivientes.

El Secretario de la Defensa, el General Crescencio Sandoval en su intervención dijo orgulloso de que el presidente había autorizado que los nombres de los caídos en la lucha en contra del Movimiento Armado Socialista iban a ser inscritos en un lugar adecuado para resaltar que habían caído en cumplimiento de su deber.

Ante los reclamos de los familiares ahí presentes, el Presidente tomó la palabra y dijo que todos los militares habían obedecido órdenes de civiles y que por lo tanto ellos no eran los responsables de los crímenes que se habían cometido. Este discurso de López Obrador no es nuevo, es el mismo que sacaron los gobiernos chileno, argentino, e incluso el régimen nazi en los juicios de Nuremberg. Después de la dictadura militar argentina se amnistió y benefició a los soldados bajo el concepto que ahora utiliza López Obrador.

Familiares protestan al terminar el evento ante los discursos provocadores del presidente.

Por no entrar al debate de las definiciones, usaremos una disponible para todos que está en la malquerida Wikipedia:

 “La obediencia debida… En  Derecho penal  es una causa  eximente  de  responsabilidad penal  por  delitos  cometidos en el cumplimiento de una orden impartida por un superior  jerárquico ; el subordinado, autor material de los hechos, se beneficia de esta eximente, quedando subsistente la  sanción penal  en la cabeza de su superior. En muchos casos las leyes penales han establecido que la obediencia debida no exime de responsabilidad penal cuando el autor material sabía que estaba cometiendo un delito o su ilicitud era manifiesta, como sucede en materia de violaciones de derechos humanos.La obediencia debida, como eximente de responsabilidad penal, no debe ser confundida con la causal de justificación llamada “cumplimiento del deber”, donde el mandato no proviene de una autoridad superior, sino de la misma ley.”

De esta definición se puede desprender que los militares que actuaron bajo el principio de obediencia debida sabían que cometían un crimen. Cualquiera sabe que matar a una persona es un delito, cualquiera sabe que tener secuestrado a una persona es un delito y desde luego que es un delito mayor en la medida en que se hace desde el poder. No hay ninguna justificación para replicar el discurso de la dictadura Argentina ni para creer en el pacifista de López Obrador, que lava las manos de los militares del Ejército Mexicano con quienes comparten la corrupción de los altos mandos en los contratos de obra pública que reservan información por causas de “seguridad nacional”: Así se llama ahora la corrupción.

Ante este discurso de reconciliación y obediencia debida , casi todos los de familiares grupos, de sobrevivientes y los demás apuntados que están esperando su turno para una chamba en algún órgano descentralizado, han dirigido solo sus críticas hacia el titular de las fuerzas armadas sin señalar que Alejandro Encinas y López Obrador orquestaron el acto de “reconciliación” .

AMLO en su discurso también dijo

“…no debe de olvidarse que la responsabilidad principal, incluso legal, recae en las autoridades civiles. Hoy le repetí en la mañana, hablando del caso del 68, de la represión del 68, la responsabilidad mayor o, mejor dicho, la orden de reprimir ¿la dio Marcelino García Barragán, secretario de la Defensa, o Gustavo Díaz Ordaz, presidente de ¿México?

…las Fuerzas Armadas han estado vinculados, relacionados con órdenes recibidas por gobiernos civiles… fue una orden dada desde arriba.

Para rematar el tema de la “reconciliación” tramada con secrecía a espaldas de las víctimas, con la complicidad de los grupos de “acompañantes”, “sobrevivientes” y de frente a los victimarios el presidente sostiene que

“…espero que no en mucho tiempo, tener ya un relato completo con recomendaciones con acciones que se deban de tomar para que de esta manera honremos la memoria de los que perdieron la vida, de los que se nos adelantaron y que lucharon por un ideal o lucharon en cumplimiento de un deber.” (ibídem)

Es decir, víctimas y victimarios son iguales, unos lucharon por un ideal, otros cumplieron por un deber, pero todos, todas, abrazados y de la mano recorreremos el camino de la nueva república amorosa.

Este vergonzoso acto en el Campo Militar deja en claro como diversas fuerzas, movimientos y organizaciones no han dejado de luchar por las demandas que consideramos justas y que compartimos, pero que ante las ilusiones del obradorismo, la confianza en la 4T de otros y los intereses políticos económicos burocráticos de otros los lleva a guardar silencio y tratan de culpar de lo que pasó en el campo militar únicamente al titular del ejército y en su caso a anteriores presidentes;

Por cierto, NADIE de la llamada Comisión de la Verdad para el Esclarecimiento estaba presente; ninguno de los familiares en el estrado o entre el público se atrevió a enfrentar al Presidente.

En el caso de la Liga existieron Planes de Estado claramente definidos, aparte de las responsabilidades penales individuales, planes diseñados y ejecutados por el Estado en sus diversos niveles, lo que incluyó a los partidos sedicientes de izquierda en operaciones no sólo de represión física sino en parte de las operaciones psicologicas que se pusieron en marcha.

No buscamos responsables individuales, muchos de ellos muertos o legalmente difícil de fincar responsabilidades individuales en materia penal; el Estado debe asumir su responsabilidad y dejar de perder el tiempo creando “comisiones de la verdad” cuando sabemos que fue el Estado y no hay manera de seguir escondiendo la responsabilidad de civiles y desde luego militares y fuerzas policiacas.

 Pretender que los bandos se reconcilien sin que haya justicia y que los nombres de los soldados caídos, se inscriban en un lugar glorioso para recordarlos y que a sus familiares se les daran las mismas ayudas que “se les están dando” a los familiares víctimas de la represión.

Sobre esto último cabría hay que señalar que las ayudas curiosamente sólo se han dado a algunos familiares que por cierto son los que luego están en los eventos y esas ayudas se niegan a la mayoría de los familiares con criterios tan poco claros que incluso el nuevo esposo de una víctima directa es ahora beneficiario junto con los hijos de la nueva pareja;

El evento en el Campo Militar Número 1 es una radiografía de cómo algunas organizaciones a personas de forma interesada tratan a una costa de arriar banderas, de ocultar la radicalidad perdida de la demanda de la presentación con vida de los y optan en este momento por darle cobertura al civil Presidente que está diseñando ordenando y colocando las piezas a modo en el tablero

Nos oponemos a que el principio de obediencia debida que se perfecciona en Argentina se emplee reconciliar a las fuerzas antípodas.

 

Llamamos a todas las organizaciones y fuerzas políticas a los grupos de derechos humanos a ser congruentes con la lucha por la presentación de los desaparecidos políticos

Llamamos a no aceptar la propuesta de reconciliación que pretende AMLO; negarse a tolerar y denunciar el discurso de obediencia debida que mantiene el nuevo patriarca y no dejar de señalar que esto es una coartada de la 4T para mantener el engranaje de colusión que ha estructurado con el alto mando de las fuerzas armadas

 Demandamos presentación con vida de nuestras camaradas desaparecidas exigimos castigo a los culpables y nos negamos a cualquier reconciliación

Una plataforma que proponemos a todos los grupos que luchan honestamente por la presentación con vida de los desparecidos políticos consideramos que debe incluir

1.- Reconocimiento aquí y ahora por el Presidente del al Responsabilidad del Estado en todos y cada uno de los crímenes

2.- Un ofrecimiento público extensivo A TODAS LAS víctimas sin exclusiones de ningún tipo

3.- La compensación económica a todas las víctimas familiares mediante un proceso ágil y transparente que evite a los gestores del dolor y burocracia revictimizantes.

4.- Abrir todas las Averiguaciones Previas existentes por tratarse de asuntos de orden público y de interés general, así lo establecer los estándares internacionales y así debe abrirse a la sociedad la información para conocer la verdad.

5.- No habrá mejor memorial que la justicia y por ello, sin demérito de que se conozcan las causas penales, debe procederse en todos los casos que sea posible fincar responsabilidades penales sean civiles o militares.

6.- Un plan de atención social para los sobrevivientes, que no implique actos de compra de voluntades y corrupción; el plan debe ser claro y de frente a la sociedad; para empezar puede ser la inscripción en los sistemas de salud del gobierno y el pago de una pensión vitalicia, no importando la edad, para los que fueron víctimas

Llamamos a denunciar a todos y todos los que aprovechan este clima pro-AMLO se desviven por quedar bien con el jefe y obtener ganancias mediante compensaciones poco claras, puestos o comisiones en el gobierno a cambio de ser voceros oficiosos del Estado en la lucha por la libertad de los desaparecidos

 

No hay justicia con desaparecidos politicos

¡¡ Si Rosario viviera con nosotros estuviera¡¡

Grupo Liga Comunista 23 de Septiembre

 

[1] https://lopezobrador.org.mx/2022/06/22/version-estenografica-apertura-de-archivos-militares-a-la-comision-de-la-verdad-y-esclarecimiento-historico/